El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

:: Todos los 28

:: Historia de San Judas Tadeo

:: Oracion a San Judas Tadeo

:: Himno a San Judas Tadeo

:: Novena a San Judas Tadeo

:: Reliquias de San Judas Tadeo

:: Patronales

 

:: Todos los 28

Horarios y Actividades

El templo: permanece abierto desde las 8 hasta las 20 hs.

Confesiones – Bendición de objetos religiosos - Santo Rosario.

16hs. Celebración con imposición de manos. Veneración de las reliquias. Bendiciones.
19hs. Santa Misa con imposición de manos. Veneración de las reliquias. Bendiciones.

Fiesta patronal: Todos los años, el 28 de octubre, festejamos las fiestas patronales de San Judas Tadeo.

 

:: Historia de San Judas Tadeo

San Judas Tadeo fue uno de los doce Apóstoles que eligió Jesús para formar la Iglesia. Judas Tadeo era hijo de Alfeo Cleofás, hermano de San José y de María Cleofé, hermana de la Virgen Maria. Sus hermanos fueron: Santiago el Menor, primer obispo de Jerusalén; Simón apóstol y mártir; y José, el justo.

Judas Tadeo aparece último en la lista de los doce Apóstoles de Jesucristo (Mateo 10:3, Marco 3:18). No sabemos cuando ni como entró a formar parte de los discípulos. Lucas le llama "Judas de Santiago" (Hechos 1:13). Juan aclara: "Judas, no el Iscariote" (Juan 14:22). Esta distinción es necesaria dado a que el Judas Iscariote fue quien traicionó a Jesús.

"Judas" es una palabra hebrea que significa: "alabanzas sean dadas a Dios". Tadeo quiere decir: "valiente para proclamar su fe"

Después de la Ultima Cena, cuando Cristo prometió que se manifestaría a quienes le escuchasen, Judas le preguntó porqué no se manifestaba a todos. Cristo le contestó que El y su Padre visitarían a todos los que le amasen: "Vendremos a él y haremos en él nuestra morada" (Juan, 14, 22-23).

Los Apóstoles vivieron con Jesús y pudieron experimentar en sus vidas la salvación y el amor que transmita el Señor. Los apóstoles luego de recibir el Espíritu Santo el día de Pentecostés, se desparramaron por todo el mundo predicando la salvación y haciendo muchos milagros en nombre de Jesús.

Se atribuye a San Judas una de las epístolas canónicas, que tiene muchos rasgos comunes con la segunda epístola de San Pedro. No está dirigida a ninguna persona ni iglesia particular y exhorta a los cristianos a "luchar valientemente por la fe que ha sido dada a los santos. Porque algunos en el secreto de su corazón son . . . hombres impíos, que convierten la gracia de nuestro Señor Dios en ocasión de riña y niegan al único soberano regulador, nuestro Señor Jesucristo". Es una severa amonestación contra los falsos maestros y una invitación a conservar la pureza de la fe. Termina su carta con esta bella oración: "Sea gloria eterna a Nuestro Señor Jesucristo, que es capaz de conservarnos libres de pecados, y sin mancha en el alma y con gran alegría".

Según la tradición occidental, tal como aparece en la liturgia romana, se reunió en Mesopotamia con San Simón y que ambos predicaron varios años en Persia y ahí fueron martirizados. Existe un presunto relato del martirio de los dos Apóstoles; pero el texto latino no es ciertamente anterior a la segunda mitad del siglo VI. Dicho documento se ha atribuido a un tal Abdías, de quien se dice que fue discípulo de Simón y Judas y consagrado por ellos primer obispo de Babilonia. Según dice la antigua tradición, a San Simón lo mataron aserrándolo por medio, y a San Judas Tadeo le cortaron la cabeza con una hacha y por eso lo pintan con una hacha en la mano. Por ello, la Iglesia de occidente los celebra juntos, en tanto que la Iglesia de oriente separa sus respectivas fiestas.

San Judas Tadeo es uno de los santos más populares a causa de los numerosos favores celestiales que consigue a sus devotos que le rezan con fe. Santa Brígida cuenta en sus Revelaciones que Nuestro Señor le recomendó que cuando deseara conseguir ciertos favores los pidiera por medio de San Judas Tadeo. Se lo venera como patrono y abogado de las causas imposibles. - subir -


:: Oración a San Judas Tadeo

Apóstol San Judas Tadeo,
fiel discípulo y amigo de Jesús;
fuiste un humilde servidor de tus hermanos
y predicaste el Evangelio hasta dar la vida.
A ti acudimos, poderoso intercesor
en la causas difíciles.

Queremos ser por siempre amigos de Jesús:
enséñanos a seguir sus pasos
y a abrirnos al Espíritu Santo.
Ayúdanos a amar a nuestros hermanos
y a anunciar con alegría su Palabra
para ser mensajeros de la paz.

San Judas Tadeo,
te rogamos que nos protejas
y nos alcances las gracias
que con fe te pedimos. Amén.
Pedir la gracia…
Padre Nuestro, Avemaría y Gloria… - subir -

:: Himno a San Judas Tadeo

Himno a San Judas Tadeo
Tu que llevaste la palabra,
la palabra del Señor,
tu que fuiste mensajero,
mensajero del Señor.

Fiel, apóstol ellos piden,
resolver su situación,
que con bondad tu le concedes,
mirándoles el corazón.

San Judas Tadeo, fiel servidor,
fuiste misionero del amor,
obraste con milagros, lo que el Señor legó,
valiente, poderoso, sanador.

Aclamado por todos abogado,
queremos tu protección,
es tanto y tanto lo que sufre,
aquel que no esta con vos.

Honremos a nuestro protector,
comulgando con fervor,
y así nos haremos agradables,
a los ojos de Dios.

San Judas Tadeo....
San Judas Tadeo, fiel servidor,
que nunca nos falte tu amor. - subir -


:: Novena a San Judas Tadeo

En construcción - subir -


:: Reliquias de San Judas Tadeo

 

 
     

Sentido de la Veneracion de la Reliquia

¿Qué es una reliquia?
La palabra reliquia viene de restos; la reliquia de los Santos son los restos del cuerpo o de una vestimenta de quien fuera un “Santo”, es decir, alguien que vivió en serio en Mensaje Evangélico y se jugó la vida de manera heroica, por el Señor Jesús.

La veneración a las reliquias comenzó a darse muy fuertemente con el culto de los mártires, durante el periodo de las persecuciones, en las catacumbas. Las catacumbas eran cementerios donde eran enterrados los cristianos. En ese lugar se sentían más protegidos para celebrar la Eucaristía y también allí guardaban, celosamente, para la veneración de los fieles las reliquias de aquellos que habían sido martirizados. Esta veneración de los restos se fue ampliando en la Iglesia a todos los que de, una manera u otra se les consideró “santos”.
Las Reliquias se clasifican en tres categorías:
Las Reliquias de Primera clase: son las que son consideradas del cuerpo del Santo, o sea un trozo de hueso, por lo regular, que ha sido extraído de los restos del Santo.
Las Reliquias de Segunda clase: es en la que se utiliza un trozo de paño que se pasa sobre los restos del Santo y así se le da al paño valor de reliquia.
Las Reliquias de Tercera clase: Son los pedazos de tela que se ha tocado a una reliquia de la primera clase.

Nuestras Reliquias.
Nosotros tenemos “ex ossibus” de San Judas Tadeo es decir de sus huesos. Desde el siglo VII yacen en Roma, en la Basílica de “San Saturnino” en Tolosa, y en la década de 1960 Monseñor Picci trajo algunos de esos huesos y éstos fueron donados a la Parroquia Nuestra Señora de la Merced” de nuestra Arquidiócesis (Reconquista y Presidente Perón), por el Sr. Squiavonni, ya que en esa iglesia hay una imagen de San Judas Tadeo. El asegura haber visto el certificado escrito que garantiza la autenticidad de estas reliquias, el cual por el momento, se halla extraviado. Allí estuvieron hasta el año 1998, cuando en Octubre vinieron a nuestra Parroquia, gracias a la generosidad de su Párroco Monseñor Eugenio Guasta. - subir -

 

:: Patronales

. - subir -